RF NATURA - SENDERISMO Y MONTAÑA EN ANDALUCÍA

Aquí tienes nuestro cuaderno de rutas; la mayoría discurren por el ámbito de la Serranía de Ronda, que engloba a los parques naturales Sierra de Grazalema, Sierra de las Nieves, una parte de el de Los Alcornocales, más Sierra Bermeja y el Valle del Genal.

Cuenta con nuestros servicios personalizados para llevarte a conocer los más intrincados rincones de la montaña andaluza.

Que no te lo cuenten. Vívelo con nosotros.

Somos guías con amplia experiencia y conocimientos del territorio.

VISITA NUESTRA WEB DONDE HALLARÁS NUESTRAS PROPUESTAS Y ACTIVIDADES MENSUALES:

BUSCAR EN ESTE BLOG

TRADUCTOR

DEL ÁREA RECREATIVA EL ROBLEDAL A LA MAROMA

  • DISTANCIA: 18,2 km
  • ALTURA MÁXIMA: 2.071 m
  • ALTURA MÍNIMA: 931 m
  • ASCENSO ACUMULADO: 1.288 m
  • MAPAS: 1040-2, 1040-3 y 1040- 4 Escala 1:25.000 I.G.N.
  • BIBLIOGRAFÍA: Por la Sierra de Tejeda. Editorial Málaga Digital
  • SOLICITUD DE TRACK (Datum European 1950): sendericus@gmail.com
El jueves 28 de enero nos desplazamos hasta El Robledal, en la vertiente granadina de Sierra Tejeda: Javi Bazán, Salva Moreno y Rafa Flores. El día amaneció perfecto en lo meteorológico, sin viento, ni mucho frío y con la atmósfera limpia. Comenzamos a caminar por el sendero de uso público que parte del área recreativa y de acampada libre del Robledal, tomando la loma que separa los barrancos de los Presillejos y la Solana del Espartal, siempre en constante subida, pasando secuencialmente por el Contadero y el collado de Rojas, hasta llegar a los andenes del Salto del Caballo. Desde aquí nos encaminamos a los tajos del Volaero y después subimos a trocha hasta la cumbre de la Maroma (2.071 m), aunque en las publicaciones lo aupan hasta los 2.065 o 2.068 m. Las panorámicas desde arriba son impresionantes, tanto a la costa mediterránea como a las sierras Almijara, Huetor, Mágina, Alhama, Loja, etc, además de la impresionante Sierra Nevada; incluso pudimos divisar nítidamente la Sierra de las Nieves coronada por el Torrecilla. En el regreso, al llegar a los Corrales de Martín, tomamos el sendero que baja a los Barracones y de aquí de hasta El Robledal.
Sierra Tejeda desde los campos de Alhama de Granada
En plena ascensión con el Tajo del Sol en el horizonte En las cercanías del Salto del Caballo proliferan los tejos , además de arces y mostajos, ahora desprovistos de hojas
El Salto del Caballo se solventa a través de una serie de andenes naturales
Últimos tramos antes de llegar a Collado Lobera
Desde este punto se desprende el sendero que procede la Tacita de Plata y Sedella
El Tajo del Sol y las Loberas
El Navachica, máxima altura de Sierra Almijara, en el horizonte
Javi asomado al tajo Volaero
Salva a la izquierda y Javi a la derecha. Detrás: Sierra Nevada
Caminando por la meseta hacia la Maroma
En el horizonte vemos el amplio llano de Zafarraya
Los tres elementos en la cima
Los frentes nubosos se apoderan de las cumbres de Tejeda y Almijara
Después de la comida, toca regresar
Por la amplia meseta con Sierra Nevada y la Sierra de Játar cubiertas de nieve
Sierra Nevada tiene un buen paquetón de nieve
Desde Collado Lobera no hay un sendero definido, pero estas balizas ayudan a orientarse
Las nubes crean un cuadro de gran belleza
Comenzamos el largo descenso
En el centro de la imagen los cerros Albucaz y Malascamas
El Morrón fustigado por las nubes
Una última mirada a la Maroma y su entorno
NOS VEMOS EN LAS MONTAÑAS

4 comentarios:

Eduardo dijo...

Vosotros ¿estáis de vacaciones? Envidia, eso es, envidia. Vaya pedazo de día que os salió (menos mal que ya estáis algo mejor de las lesiones...)

Jesús dijo...

Que fotos.... no vea que envidia, hay nieve como pa ir con los esquis de travesia.
Y veo que vais bien equipaos, jejeje

Rondeño con vocación de serrano dijo...

Fue otra magnífica jornada montañera. Las vistas desde la Maroma a casi todas las cumbres de la Penibética nevadas, bien mereció la pena.

Un abrazo a todos

Rafafló

Anónimo dijo...

¡Pues cuando salgan las fotos del torcal de Ortegícar os vais a enterar! Al menos enjugamos así la tremenda envidia que nos dan esas fotos, visionadas un lunes por la mañana, en pleno inicio de una semana bien llena de trabajo. Gracias por hacernos viajar unos minutos por los territorios del azul y el blanco.