RF NATURA - SENDERISMO Y MONTAÑA EN ANDALUCÍA

Aquí tienes nuestro cuaderno de rutas; la mayoría discurren por el ámbito de la Serranía de Ronda, que engloba a los parques naturales Sierra de Grazalema, Sierra de las Nieves, una parte de el de Los Alcornocales, más Sierra Bermeja y el Valle del Genal.

Cuenta con nuestros servicios personalizados para llevarte a conocer los más intrincados rincones de la montaña andaluza.

Que no te lo cuenten. Vívelo con nosotros.

Somos guías con amplia experiencia y conocimientos del territorio.

VISITA NUESTRA WEB DONDE HALLARÁS NUESTRAS PROPUESTAS Y ACTIVIDADES MENSUALES:

BUSCAR EN ESTE BLOG

TRADUCTOR

Ascensiones al cerro Alcazaba y Torrecilla

El sábado 6 de diciembre Salva Moreno, Eduardo Campos y Rafa Flores, subimos dos cumbres emblemáticas de la Sierra de las Nieves, el Alcazaba (1.699 m) y el Torrecilla (1.919 m). Esta vez lo hicimos por la cañada de Pilones, a través del pinsapar de la Yedra, uno de los más recónditos y bellos de esta incomparable sierra de Tolox. El descenso lo hicimos campo a través hasta Puerto Alto, Los Horcajuelos y de nuevo de regreso por el pinsapar de la Yedra. Esperabamos nieve, pero a cambio hallamos unos mares de nubes espectaculares.
Contrastes de luces matinales. En primer tramo Tajo Bermejo, en la cara sur del Torrecilla, detras el cerro del Duque y Sierra Palmitera Contorneando el cerro de las Batallas, camino del pinsapar de la Yedra A los pies de los farallones calizos del cerro Alcazaba
Las nubes se encaraman en las cumbres de Sierra Real En la cumbre del cerro Alcazaba, al fondo entre nieblas se ubica La Nava y el pico Alcojona (1.498 m)
Los tajos de Añicle desde la ladera del Torrecilla El cerro Alcazaba desde el sendero de subida al Torrecilla. En su cara sur existe una fuente y un pequeño pilar
Los mares de nubes cubren la Serranía La meseta de Quejigales con los cerros Alto (1.804 m) y Enamorados (1.775 m) Mayéstica imagen de Salvador Moreno "Geyperman"
La Maroma (2.065 m), máxima altura de Sierra Tejeda. Detrás Sierra Nevada con el Veleta (3.329 m) y Mulhacén (3.482 m) Eduardo Campos en la cumbre del Torrecilla Salva en el vivac de cumbre, con los mares de nubes cumbriendo el flanco suroeste de la Serranía
Sin comentarios El Alcazaba y el pinsapar de la Yedra, por donde hemos ascendido El peñón de Gibraltar no falta a su cita inaludible con la cámara. En primer plano el Encinetas (1.473 m), la segunda cumbre bermejense en altura Un quejigo al contraluz de la niebla

10 comentarios:

Pepe del Montgó dijo...

Como siempre. Un recorrido a traves de tus fotos y hasta con cierto humor "sin comentarios". El fenómeno del mar de nubes lo he visto bastantes veces en Canarias donde es impresionante. Pero en este caso tuvo que ser de antología.

Eduardo dijo...

Vaya pedazo de fotos. Está bien eso de que llegamos a comer porque comer sí que comimos, y no mal por cierto. Ayer se veía de nuevo la nieve desde casa pero hoy las nubes no dejan saber cómo esta la cosa. Ya caerá. a por otra.

Rondeño con vocación de serrano dijo...

De nuevo a nevado y la sierra se viste de gala para que sea admirada por aquellos que sienten su llamada.

Un abrazo a ambos

Rafafló

Corretger dijo...

Estoy fisicamente algo lejos pero para mi la serranía de Ronda es algo intimamente próximo. Te sigo.

Rondeño con vocación de serrano dijo...

Hola Corretger

Si alguna vez estás por aquí, no dudes en contactar y nos damos un garbeo por estas humildes pero fantásticas montañas

Rafafló

Rei dijo...

Bonitas fotos. ¿dónde empezasteis, desde el carril que va a Tolox?

Rondeño con vocación de serrano dijo...

Asi es, a unos dos kilometros del cruce de acceso al pinsapo de las Escaleretas.

Te paso en un correo el track

Saludos

Rafafló

Jack dijo...

Joe tio. Lo que más me gusta es la oscuridad de una sala de cine pero viendo tus fotos estoy deseando que haga un poco de buen tiempo para salir alcampo.

Rondeño con vocación de serrano dijo...

Amigo Jack, a veces el llamado mal tiempo ofrece estampas increibles en la más absoluta soledad. Como una vieja y jugosa película en blanco y negro.

Rafafló

Una senderista. dijo...

Estoy de acuerdo que el "mal tiempo" nos muestra cosas maravillosas.