RF NATURA - SENDERISMO Y MONTAÑA EN ANDALUCÍA

Aquí tienes nuestro cuaderno de rutas; la mayoría discurren por el ámbito de la Serranía de Ronda, que engloba a los parques naturales Sierra de Grazalema, Sierra de las Nieves, una parte de el de Los Alcornocales, más Sierra Bermeja y el Valle del Genal.

Cuenta con nuestros servicios personalizados para llevarte a conocer los más intrincados rincones de la montaña andaluza.

Que no te lo cuenten. Vívelo con nosotros.

Somos guías con amplia experiencia y conocimientos del territorio.

VISITA NUESTRA WEB DONDE HALLARÁS NUESTRAS PROPUESTAS Y ACTIVIDADES MENSUALES:

BUSCAR EN ESTE BLOG

TRADUCTOR

SOTO DE PALADÉS-CHARCO DE LA CANALETA
























El sábado 16 de agosto estuvimos Patro, Rafita y un servidor en tierras de Istán, para visitar y refrescarnos en las aguas de Río Verde, que antes de morir en el pantano de la Concepción, para dar de beber a la Costa del Sol occidental, mantiene su aspecto selvático y virginal, con pozas y charcas de limpias aguas, donde viven los barbos, cachos y bordallos que son acechados por la insaciable nutria.
Comenzamos la ruta dejando el coche en el Soto de Paladés, lugar donde afluye el arroyo de Bonorque a Río Verde, que lleva un caudal bastante importante, incluso con rápidos, a pesar de la época del año en la que nos encontramos. Tras recorrer un par de kilómetros llegamos al charco de la Canaleta, que ahora llaman del Canalón. El lugar es paradisíaco e invita al baño y la reflexión. Aguas arriba el río corre encañonado con algunos rápidos que hicieron las delicias del Rafita y de un servidor, lastimosamente no pude sacar fotos de esta zona, pues es imposible remontar el río sin nadar. Desde la acequia que cruza el cauce, cae el agua sobre la roca sumando aún más belleza al enclave. Sin duda, Istán es un buen ejemplo de la cultura del agua, heredada de nuestros antepasados islámicos, que sabían gestionar el agua con total raciocinio.
Muy cerca, cruzando el río, antes se hacia por un bellísimo puente colgante, ahora en ruínas, se llega a la Casa de Balatín, reconvertido en alojamiento rural. Tras bañarnos en las calidas aguas, regresamos por el camino de ida, pero con la mente y el espíritu renovados. Estos senderos de agua reconfortan un montón y si es bajo la magia de la Sierra de las Nieves, más aún.

NOS VEMOS EN LAS MONTAÑAS

2 comentarios:

Dama Eolywyn de Rohan. dijo...

Si que reconfortan, hasta mirándo las fotos, saludos

Rafa Flores dijo...

Estimada Dama

Realmente es un lugar gratificante en todos los sentidos.

Saludos

Rafafló